A vuelta de correo

Letra y música: Joaquín Sabina / Enrique Berro

Caballero en edad de merecer,
con un pelo de tonto, cuatro canas,
el pasado resuelto y muchas ganas
ya sabe usted de qué.

Informal, ilustrado, manejable,
más amigo de gatas que de perros,
con dos úlceras y una inexplicable
mala salud de hierro,

solicita, con fines poco serios,
señora aficionada al adulterio,
o señorita, entre quince y cuarenta,
si no los aparenta.

Las cartas a República Española,
hoy avenida Juan Carlos Primero.
con foto que prefiero
de cuerpo entero y sola,
a vuelta de correo irá la mía,
con traje gris y más chulo que un ocho
porque la tengo, cómo le diría,
mas larga que Pinocho.

Se acercan feministas sin pancarta,
cursis enamoradas del amor
o pesimistas hartas de estar hartas
de decirme que no.

Igual me da mujer de mala nota
que especialista en Borges o Lacán,
si no vienen tocándome con Juan
Salvador las pelotas.

Dispuesto a todo, incluso a defraudarte,
alérgico al deporte y al reloj,
con un precoz talento para el arte
de la eyaculación.

Las cartas a Calle Melancolía,
hoy travesía Álvarez del Manzano,
con dos fotografías
del último verano,
a vuelta de correo irá la mía,
donde, aunque pálido y flaco, destaco
por tenerla mas larga todavía
que un lunes sin tabaco.

Anímense monjitas de clausura,
absténganse fanáticas y abstemias,
la pasión con controles de alcoholemia
no me la pone dura.

Podrán buscarse amantes de ocasión
cuando la decadencia lo aconseje,
que traigan referencias
y se dejen ganar al dominó.

A las interesadas aseguro
máxima indiscreción, ninguna prisa,
buena conversación, besos con risas
y noches sin futuro.

Cartas al bulevar del malvivir,
también llamado de los sueños rotos,
adjunte un par de fotos
de frente y de perfil,
a vuelta de correo irá la mía,
con pose de poeta parnasiano,
ufano de tenerla todavía
más larga que Cyrano…
de Bergerac.

Aparece en: Diario de un peatón19 días y 500 noches (edición especial)

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.